#TheWayWeLive

BACK TO BASICS: El poder de comunicación del diseño gráfico

2020 fue un año diferente que sin duda marcará nuestras vidas, nuestra forma de entender el mundo, de valorar las cosas… Recluirnos forzosamente hizo que viviéramos en extremo todo el extraordinario potencial de comunicación e interacción del mundo virtual, pero al mismo tiempo, nos diéramos cuenta de la necesidad y función vital de cada detalle de los que rodea y da sentido a nuestra vida tangible, la que se palpa, se huele, se saborea… A entender cuánto nos aporta todo aquello que transciende un píxel, una línea de código, un algoritmo. 

Llevado a la actividad creativa y publicitaria, se ha producido un fenómeno de recuperación de algunos aspectos que forman parte de los básicos de nuestra profesión. Así como al territorio de la conceptualización y el relato de marca, la nostalgia ha recuperado su vigor como disparador sensorial de muchas campañas y activaciones de marca y producto, el diseño gráfico, el gran diseño gráfico, sobre soportes print ha vuelto a ser valorado como nunca debió dejar de estarlo.  

Ya sabemos que siempre ha sido importante, que es esencial para una buena comunicación, pero en este mundo de la velocidad de vértigo, la inmediatez, el diseño para experiencias en pantallas minúsculas, el diseño gráfico de toda la vida, el que prestaba un mimo artesanal al color, las líneas, el espacio, el contraste, el estudio de la tipografía, la adopción de un estilo que generaba una tendencia y un largo etcétera de elementos básicos del trabajo de un diseñador, se fueron perdiendo con la revolución digital, la agónica muerte del papel y la extinción de las boutiques gráficas.  

En MIG Prisma, la agencia creativa de MIG, este fenómeno se ha vivido con la misma intensidad que en cualquier otra agencia, pero siempre hemos sido defensores a ultranza de ese trabajo que convierte al diseñador en alguien obsesivo con el detalle. Así, siempre tenemos proyectos que nos congratulan con esa experiencia única de comunicar desde el diseño contenido a través de todas y cada una de sus páginas. Sucede con el Catálogo Colección de Globaldecó, una de las principales firmas españolas en mobiliario y decoración de hogar, que desde hace 18 años nos permite disfrutar con la creación de su obra más simbólica, una de sus más poderosas herramientas de venta y un reto creativo de 100 páginas que es esperado como referente para decidir el estilo de la decoración de hogar de los miles de clientes de la marca.   

Este año, teníamos claro que el catálogo de colección o lookbook tenía precisamente que ser una vuelta a lo esencial en todos los sentidos. Lo primero que hacemos es un brainstorming para elegir el concepto y la narrativa sobre el que girará nuestra obra. Y este año, lo teníamos claro: se lo íbamos a dedicar a la RESILIENCIA. 

A partir de ahí, se trataba de desarrollar ese relato y dar sentido gráfico a cada una de las páginas que debían llevar al lector y cliente a un universo de sensaciones a través del diseño y la composición. Tras tres meses de trabajo, en mayo, como todos los años desde hace 18, la obra vio la luz y desde el minuto uno en las tiendas en España la respuesta fue… maravillosa. Ahí te la dejamos para que disfrutes del diseño mientras desarrollas tu resiliencia.   

También queremos compartir contigo...

MIG Prisma, presente en el jurado de los premios Best!N Beauty&Care

El pasado día 30 de septiembre se celebró la primera edición de los premios Best!N Beauty&Care en el teatro Luchana de Madrid. En el evento fueron premiadas marcas del sector de la cosmética, la higiene y el cuidado personales, reconociendo así sus resultados en...

MIG Embryonic lanza OGMIOS LXP: el aprendizaje profesional llevado a una nueva dimensión

La aplicación proporciona una experiencia de usuario única combinando aprendizaje, entretenimiento y networking adaptable a cualquier sector. La tecnología LXP aporta una respuesta ágil a las necesidades de formación de equipos internos y externos, alineándolos con la...

Esta Navidad, damos el cante

Estamos a las puertas de disfrutar la Navidad que debía ser la primera de la nueva normalidad. Pero a falta de normalidad, nueva o vieja, hemos preferido hacer una felicitación un poco menos normal de lo habitual. Esta felicitación nace del corazón de una organización...